¿ A QUIÉN LE IMPORTA?


Estamos asistiendo en estos días, en el terreno político, a la gresca entre directivos de un Partido. En el centro de la polémica está el presunto cobro de unas comisiones por un familiar de unos de ellos, al que por ello se le acusa de corrupción. Una acusación muy grave, sin duda.

Pero lo que en mi opinión resulta más grave es algo en lo que parece no importar mucho, dado lo poco que se habla de ello. Resulta que se han pagado, según lo admitido, unos 56.000 € más el IVA, en concepto de gestión del contrato y no en concepto de comisión, cosa aún mas grave.

Y lo que a mí me llama poderosamente la atención, y me indigna, es el hecho de alguien pueda cobrar esta cantidad por unas llamadas telefónicas o incluso por un viaje a China. La cantidad cobrada es comparable al salario de una persona durante dos años de trabajo, cuatro años si el trabajador es mil eurista y quienes han pagado esta suma son precisamente trabajadores, en este caso de Madrid, con sus impuestos. Menos mal que algo les retornará pues “ Hacienda somos todos” y la Agencia seguro que cobrará lo que corresponda.

Me considero, en lo económico, liberal y partidario del Libre Mercado, pero en hechos como estos, no me duelen prendas en reconocerlo, es necesario una intervención, una regulación. La ley debe acotar estos exagerados honorarios o comisiones, y piensen que esta cifra de la que hablamos es insignificante comparada con otras “mordidas”, no puedo llamarlas de otra maneras, con la que se lucran algunos profesionales. Se regula el salario de los trabajadores y estos, como al parecer, no deben de trabajar, se les deja ganar lo que quieran. "Ancha es Castilla" para ellos.

No hay derecho y a nuestros legisladores debería importarles mucho y poner freno a estos dislates.